Tejidos anti-manchas vs. tejidos de fácil limpieza

Cuando pensamos en comprar un sofá, sillón o cualquier otro mueble de uso diario, queremos saber si el material con el que está fabricado resiste a las manchas y es fácil de limpiar. Nadie quiere que su nuevo sofá deje de tener buen aspecto si se derrama un poco de café, o tras una tarde de juegos infantiles. A lo largo de los años se ha evolucionado mucho en este aspecto, y ahora tenemos a nuestra disposición tejidos “tecnológicos” que ofrecen ventajas adicionales con respecto a los tratamientos anti-manchas tradicionales. Te contamos las diferencias entre unos y otros.

Tratamiento anti-manchas tradicional

Básicamente, este tipo de tratamiento funciona como un escudo que recubre el tejido, impidiendo que durante un tiempo determinado penetren en él ciertas sustancias, quedándose éstas en la superficie. Efectivamente resulta de gran ayuda a la hora de proteger los tejidos, el problema es que para que la mancha no acabe traspasando ese escudo y ensucie el tejido, debemos retirarla rápidamente de la superficie con extremo cuidado. Si frotamos o restregamos con fuerza sobre ella, lo más probable es que atravesemos ese escudo debido a la presión y que la mancha llegue al propio tejido. Además, para eliminar la suciedad impregnada en este tipo de tejidos es común tener que recurrir a productos de limpieza o incluso a caros tratamientos para las manchas más difíciles.

Tejidos tecnológicos de fácil limpieza

Lejos de ser una mera protección superficial, este tipo de tejidos está compuesto por fibras inteligentes que son capaces de repeler algunas manchas y disolverlas al contacto con el agua, facilitando así su rápida y fácil retirada. Aunque suene a ciencia ficción, para su limpieza solo necesitas: quitar de la superficie el residuo causante de la mancha, aplicar agua directamente o con un paño absorbente mojado y escurrido y luego, esperar unos segundos. A continuación, mientras presionas sobre la mancha con un paño, frota suavemente sobre el tejido con movimientos circulares…et voilà! Ya lo tienes. Aun así, si la mancha no desapareciese al primer intento, se puede repetir el proceso tantas veces como sea necesario.

 

Si ya nos conoces sabrás que, en Moradillo, combinar tecnología y tradición es una de nuestras máximas a la hora de confeccionar un sofá personalizado. Por eso, nuestros muestrarios tienen una amplia variedad de tejidos antimanchas y de fácil limpieza, identifícalos fácilmente a través de este distintivo .