Las posibilidades de los sofás modulares en decoración

Los sofás modulares son un clásico en la decoración de interiores. Son los más versátiles desde el punto de vista decorativo, y uno de sus puntos fuertes es que se adaptan fácilmente a cualquier espacio y necesidades. Son la opción perfecta para aquellos que buscan un diseño original para su salón o despacho, pero que valoran la funcionalidad por encima de todo.

Los sofás modulares de líneas rectas son tendencia

Los sofás con módulos se hicieron populares allá por los años 70, cuándo los sofás rinconeros XXL ocupaban las portadas de revistas de decoración de todo el mundo. Hoy en día siguen estando de moda, pero ahora son tendencia los modelos de líneas rectas y estilo contemporáneo. Este tipo de sofás encajan con todo tipo de estilos decorativos, por lo que son un excelente punto de partida a la hora de decorar una estancia.

Módulos independientes que cambian de posición cada vez que lo necesites

Los primeros sofás modulares estaban construidos sobre rígidas y pesadas estructuras, que muchas veces no podían separarse entre ellas. Ahora, los sofás modulares son mucho más cómodos e independientes, ya que cuentan con módulos individuales que pueden moverse, lo que permite cambiar la configuración del sofá dependiendo del momento del día. De esta forma podrás utilizar cada módulo de forma individual, y configurarlos para leer un libro, recibir amigos, o ver una película en familia.

Diseño en L, perfecto para espacios pequeños

Muchas veces pensamos que los sofás modulares solo encajan en grandes espacios, pero lo cierto es que no es así. En estancias pequeñas los diseños en L te ayudarán a aprovechar el espacio disponible y tener una gran superficie de descanso. El truco está en colocar la parte más grande pegada a la pared y la más pequeña en ángulo. Así tendrás espacio libre en la zona central y podrás moverte con comodidad.

Diseño en U para organizar reuniones sociales

Si tu salón es cuadrado y grande, el diseño en U te ofrecerá muchas posibilidades cuando tengas visita en casa. Además, si los módulos son independientes, puedes colocarlos en U habitualmente, y juntarlos todos para crear una gran superficie cuando quieras estar más cómodo, o cuando necesites una cama extra.

Sofá + chaise longe, una opción muy práctica

Nos encantan los sofás de diseño clásico que ofrecen un módulo estilo chaise longe. Habitualmente son modelos de 3 plazas, y el módulo chaise longe se coloca en uno de los lados. De esta forma podemos tener un sofá convencional pero disfrutar de la comodidad que ofrecen los modulares. Eso sí, las dimensiones de este tipo de modelos suelen ser grandes, por lo que quedan mejor en espacios abiertos o habitaciones grandes.

Nuestros sofás modulares ofrecen infinitas posibilidades de personalización

Los modelos Izu y Zow son de los sofás Moradillo que ofrecen mayor variedad de módulos y customización, para que cada cliente pueda configurar su sofá a su gusto sin limitaciones. Con un diseño de líneas depuradas y equilibradas proporciones, el modelo Izu (de pata baja) y el modelo Zow (en pata alta) ofrecen una estética tan elegante que es imposible apartar la mirada.

En Moradillo vamos un paso más allá en materia de personalización. Nuestros sofás modulares han sido creados para que el cliente elija entre diferentes firmezas y tipos de sentada, anchura y diseño de brazos, acabados de las patas… De esta forma, todo el mundo puede diseñar su sofá modular soñado, eligiendo desde los detalles estructurales hasta el acabado del tapizado.