Pufs complemento perfecto

Los pufs, el complemento perfecto: decorativos y funcionales

¿Sabías que los pufs son el complemento perfecto del sofá? Esto se debe a muchos factores que juegan a su favor: ayudan a crear un espacio acogedor y tienen funcionalidades muy variadas. Te lo contamos a continuación.

Como ya hemos comentado, los pufs ayudan a crear un espacio acogedor en torno a la mesita central de delante del sofá, recogiendo el espacio y cerrándolo visualmente. También, pueden añadir toques decorativos originales que doten de personalidad el estilismo, gracias a sus formas, texturas y estampados. O, si lo prefieres porque el salón ya tiene suficiente fuerza decorativa, puedes decantarte por uno con diseño y colores más planos que suavice el conjunto. ¡Y estos no son sus únicos usos! En este artículo, puedes leer más sobre la versatilidad de los pufs y algunos datos curiosos sobre su origen árabe.

Además, ¿quién no ha maldecido no tener más sillas cuando amigos o familia vienen a tomar un café a casa? Con un puf en tu salón, siempre tendrás un asiento extra acorde con la decoración y con tu sofá, sin tener la necesidad de coger sillas de la cocina o de la mesa de comedor para acomodarlas a los lados de la mesa central del sofá. Incluso podría servir de mesa auxiliar si no contamos con una en nuestro salón, donde apoyar la bandeja con la merienda, el ordenador o alguna que otra revista.

Por no hablar de la comodidad que proporcionan cuando tu sofá no tiene chaise longue o esta está ocupada: puedes moverlo a tu gusto y colocarlo donde mejor te venga en cada momento, pudiendo “alargar” el asiento de tu sofá para estirarte y lograr una mayor comodidad efecto chaise longue. ¡Ya no hay que pelearse por a quién le toca reposar las piernas!

Ahora que ya conoces todas las ventajas del puf como complemento perfecto de tu sofá, te contamos un poco sobre algunos de nuestros pufs del catálogo de Moradillo favoritos. El diccionario define el término puf como “asiento blando, normalmente de forma cilíndrica, sin patas ni respaldo”. Obviamente, nosotros corregimos y ampliamos el concepto: redondo, cuadrado, rectangular, cilíndrico, sentada media o más firme, acabado liso o tipo “chester”, centenares de telas o pieles para elegir, combinaciones de ambas, monocolor o multicolor, con patas o sin patas, … Hay miles de combinaciones posibles, tantas como gustos y necesidades. Una vez más, redefinimos todos los conceptos:

  • Puf chaise longue: como te contábamos, una de las funciones más versátiles del puf como complemento del sofá es el poder de “alargar” el asiento, dando efecto de chaise longue. ¡Estarás tan cómodo como en una! ¡Y cuando ya no desees ese efecto, solo tienes que moverlo y… voilà! Tu sofá vuelve a ser el mismo de antes.
  • Puf float: este puf de estructura de madera maciza es cómodo a la vez que elegante, en un tono marrón chocolate que llenará de calidez tu salón.
  • Puf izu: este es uno de nuestros pufs más minimalistas. Su estética angular y discreta es perfecta para los salones más nórdicos.
  • Puf yap: si por el contrario, eres algo más arriesgado/a y te apetece innovar con este complemento, el puf yap es el que estás buscando. Su forma pentagonal lo hace de lo más original, sin perder el factor tradición tan característico de Moradillo.