Los tejidos y fibras naturales siempre han sido los protagonistas de la decoración y el interiorismo en los meses de verano. Un sofá de lino, butacas de algodón y muebles con detalles en rafia o mimbre son los básicos para instaurar en nuestro hogar el estilo ibicenco o rústico ideal...